LOS REHENES ESPAÑOLES DEL CONDE DE ESSEX

Dice Fray Pedro de Abreu, en su obra Historia del Saqueo de Cádiz por los Ingleses en 1596, escrito sólo meses después del ataque inglés.

" Hizo embarcar el Conde ( de Essex ), cuando se quiso partir de la bahía de Cádiz, todos los rehenes que tenía en su poder, visto que no le llevaban los ciento veinte mil ducados del rescate, ni le daban la seguridad que pedía; y repartidos en las naos que le pareció, los llevó consigo a Inglaterra, donde al presente están, esperando que de acá se dé orden para su libertad, aunque esto corre con tanta dificultad que a lo que se presume se irá cada ( uno de ellos) rescatando como pudiere, si tuviese con qué, y de acá hubiere quien le acuda; los demás habrán de tener paciencia hasta que Dios provea de remedio, o la Reina quiera usar de alguna liberalidad. "

Según Abreu, los rehenes del Conde de Essex son los siguientes :

Prebendados de la Iglesia Catedral de Cádiz

D. Payo Patiño, Arcediano de Cádiz.
D. Diego de Mendoza, Chantre
D. Fernando de Aguayo, Arcediano de Medina.
El Canónigo Francisco Moreno, Canónigo.
El Racionero Pedro Diaz Zarco
El Racionero Martin de Haya
El Racionero Martin de Barazoeta
El Racionero Juan Muñoz

Robert Devereux, Conde de Essex

Corregidores y Regidores de Cádiz

D. Antonio Girón de Zúñiga, Corregidor
D. Bartolomé de Amaya, Regidor
D. Nuño de Villavicencio
D. Pedro de Cubas, Regidor
D. Jacome de Sobranis, Regidor
D. Pascual de Mayolo, Regidor
D. Marcos Centurion, Regidor
D. Enrique Baez de Vargas, Regidor
D. Diego Hernández de Baeza, Regidor
D. Diego de Polanco, Regidor
D. Anfion Boquin, Regidor
D. Cristóbal Marrufo de Negron, Regidor
D. Esteban de Bivero, Escribano de Cabildo.

Detalle del cuadro de Zurbaran, "Defensa de Cádiz ante los ingleses", Pintado en 1634.

 

Caballeros y ciudadanos


D. Juan de Villavicencio
D. Francisco Ponce de León
D. Alvaro Ponce de León
D. Nuño de Villavicencio
Cristóbal de Henao
Bartolomé de Amaya, el mozo
Antonio Enriquez, Comendador
El Lcdo. Pedro Nuñez, abogado
El Lcdo. Gil de la Sierpe, abogado (2)

(2) Se trata de del Licenciado D. Diego Gil de la Sierpe y Díaz de Liaño, antepasado del Ingeniero D. Fernando de la Sierpe, Autor del presente artículo.

 

Gonzalo Zuárez de Ayala, jurado de Sevilla,
Administrador de la Aduana de Cádiz D. Matías Vidal
El Veedor Martin de Usquiano
Juan Benedicto Conmodo
Pedro de Medina Mantilla.
Gonzalo Fernández de las Roelas
Hernando de Baeza
Pedro García de Almonte
Juan de Espinosa, escribano público,
Gregorio de Vega
Alonso Núñez de Herrera
Alonso de Baeza
D. Francisco de Polanco
Pedro Leonel Caboverde
Cristóbal Chirinos
Antonio Rolin
Jácome Odiz
Dibujo de la época, sobre el ataque anglo-holandés a Cádiz en 1596
   

Mercaderes Flamencos

Lorenzo Simay,
Enrique Brecarte
Juan de Zambeque
Henrique Bernal
Juan de Laguz
Giraldo Cappello
Guillermo de Marembrot
Hernán Rendolfe
Guillermo Enríquez, su muger e hijos. Este dicen que fue de su voluntad.


De Rescate

Pedro del Castillo, Regidor, Juez Oficial de Indias.
D. Diego Baca, veinticuatro de Jerez
Pedro de Baeza.

Acerca del trato inicial dado por los ingleses a estos nobles españoles rehenes del Conde de Essex, dice Fray Pedro de Abreu :

" Todos estos fueron los cautivos que llevaron en rehenes y prenda de los ciento veinte mil ducados, a los cuales según se ha sabido trataban con respeto y regalo, especialmente a D. Payo Patiño, arcediano de Cádiz, con quien el General (Conde de Essex) tenía mucha amistad y familiaridad, sentándolo a su mesa y haciéndole mucha honra y regalo, y, entre otras cosas, le dio una ropa de martas de más de quinientos ducados "

Confirma este buen trato inicial la relación que el doctor Francisco de Quesada, (3) canónigo de la Santa Iglesia de Cádiz, hizo de lo ocurrido en dicha ciudad durante la permanencia de los ingleses en Junio y Julio de 1596. Este antecedente es de primera fuente ya que el canónigo Quesada integró la comisión de tres españoles que negoció con el Conde de Essex los puntos principales para la liberación de los habitantes de Cádiz y trato de los nobles rehenes.

(3) Doctor Francisco de Quesada, Canónigo de la Santa Iglesia de Cádiz. El original de la relación efectuada se encuentra en el Archivo General de Simancas - Estado, legajo núm. 177. La relación aparece publicada en el Apéndice VI de la obra " El Saco de Cádiz " de Stephen y Elizabeth Usherwood, versión inglesa del ataque de 1596, según el diario del Galeón inglés " Mary Rose ", que tomó parte en el Asalto a Cádiz.

 

Dice el canónigo Quesada :

" El cuarto punto ( buen trato a los nobles rehenes) prometió en ley de caballero de cumplirlo tan honradamente como se vería por las obras, y que para este efecto había mandado repartir los rehenes en las más principales naves y con los más principales personajes de la armada, con orden que los pusiesen en cabecera de mesa y les diesen camas y camisas para mudar, y en fin, todo el regalo que humanamente se podía, y los presos estaban de esto muy satisfechos, y nos contaban muchas particularidades de cortesías que se usaban con ellos ".

Los rehenes españoles llegaron a Inglaterra con la flota inglesa y, seguramente, por un par de meses, gozaron de las atenciones del Conde de Essex en Londres. Sin embargo, dado que los españoles no pagaron el rescate, fueron enviados, finalmente, a las mazmorras de la Torre de Londres de donde pocos salían con vida.

En naves similares, los rehenes fueron transportados a Londres.
 

El relato de las penurias que sufrieron los rehenes en las mazmorras de la Torre de Londres, la cuentan ellos mismos un par de años más tarde en una dramática carta que enviaron al Cabildo de la ciudad de Cádiz a comienzos de 1598, solicitando ayuda para su liberación y representado el abandono en que habían caído. Esta carta la firman sólo veintiuno de los cerca de cuarenta rehenes originales. Probablemente algunos fueron liberados pagándose su rescate y otros fallecieron en las mazmorras de la Torre de Londres, dadas las insalubres condiciones de vida que relatan los mismos rehenes sobrevivientes. La carta de los rehenes se encuentra en el Archivo Municipal de Cádiz.. A continuación se reproduce detalladamente la transcripción de la carta de los rehenes que fue leída en el Cabildo de Cádiz, en Abril de 1598, casi dos años después del Asalto a la ciudad.