PERFILES FLAMENCOS


José Menese. Cantaor.
José Menese Scott
La Puebla de Cazalla, (Sevilla), 1942

Durante los años de más negro rigor de la dictadura en España, José Menese fue, quizá, el cantaor que con sus coplas se enfrentó, de la forma más soterrada, al régimen franquista. Aún siendo cantaor desde muy joven, lo era más aún cuando ya bullían en su cabeza unos convencimientos políticos nacidos en parte como consecuencia de haber vivido en el seno de su familia las atrocidades sufridas durante la guerra por el bando perdedor. Esas ideas en contra del franquismo las reflejaba, en parte, en las coplas que para él componía el pintor Francisco Moreno Galván. Paisano suyo, él fue quien le aconsejó que marchara a Madrid donde como tantos otros, tendría mejores oportunidades de abrir las puertas de la difícil carrera de cantaor que acababa de empezar para él. Ya en la capital de España, Menese actuó en el tablao Zambra. Por otra parte, y con sus frecuentes actuaciones en diversos centros universitarios, José influyó enormemente entre los estudiantes consiguiendo que estos adquirieran un concepto diferente sobre el cante jondo y le reconocieran una importancia que para ellos no tenía hasta entonces.

Natural de la Puebla de Cazalla e hijo de un zapatero remendón. José Menese estuvo durante un tiempo clara mente influenciado por el cante de Mairena aún cuando des- pués ha ido evolucionando hasta encontrar su propia personalidad. En 1965 ganó el Premio de Honor "Tomás el Nitri" en la cuarta edición del concurso de Córdoba, que le ayudó a consagrarse definitivamente.

La voz de Menese es una de las más flamencas y hermosas que ha tenido el cante. Aún cuando él no sea gitano, la voz le suena a cal y a humo por los cuatro costados como él mismo reconoce. La voz de Menese es sufrimiento puro cuando corta el cante con la agudeza del más afilado cuchillo. Yo no creo haber sufrido más que cierta noche oyendo a José cantando una saeta en no recuerdo que iglesia de Sevilla. Era el desgarro de la carne hasta hacer brotar la sangre. La voz de Menese le sale de tan adentro, que hace que te precipites con ella hasta las simas más profundas del cante jondo. Esa es la voz gitana y terrible de José Menese.


La voz terrible


Es la voz más rebelde y más terrible
pero a la vez, de más rara hermosura:
el flamenco lo parió con tal jondura
que asomarse a su fondo es imposible.

Es fuente de caudal incontenible
de ritmo, de compás y de mesura
por la que mana, hermosa, fresca y pura
la fuerza de esa voz irrepetible.

Suena su voz a llanto de campana
simulando tener raíz gitana
por su rancio sabor a fragua y humo.

Voz de cima tan negra y tan profunda
donde el cante parece que se hunda
para luego elevarse hasta lo sumo.

PACO ACOSTA